Coworking

Cuando un coworking se convierte en Creative Business Habitat

By 16 abril, 2019 junio 25th, 2019 No Comments

Fundado en 2011 Dinamo es, como tantos otros ejemplos, fruto de la necesidad de sus creadores. Durante el año 2010 Joana después de haber finalizado sus estudios de arquitectura y pasado unos años en estudios en Barcelona y Olot adquiriendo experiencia decidió volver a su ciudad natal.

Joana Carvalho

“No queríamos estar en un espacio que tan sólo fuera una oficina de arquitectura y en aquel momento se hablaba mucho de coworking en ciertos círculos”. Se embarcaron entonces en un proyecto que querían que “propusiese charlas, exposiciones y workshops a la ciudad”. Y así el 16 de Abril de 2011, hace casi 8 años, Dinamo10 abría sus puertas aunque Joana nos confiesa “en cierto modo usé mi trabajo como excusa para montar un coworking”.En aquel momento, nos cuenta Joana, la gente no sabía ni cómo pronunciar coworking, aunque sabían que aquí “pasaban cosas buenas”.

 

Joana at Dinamo10

Al cabo de unos años se empezó a acercar mucha gente interesándose por el concepto de coworking pero entendido como lo que ahora conocemos como Flex Work. “Entonces decidimos que no queríamos que se nos asociara esa idea de coworking y cambiamos la denominación del espacio en 2013: empezamos a hablar de collaborative spaceque más tarde se convirtió en creative business habitat. “Durante esa etapa decidimos que nuestro modelo no debía ser crecer con el espacio sino crecer en proyectos con la comunidad.”

 

Dinamo10

Los espacios de coworking se crearon con la idea de hacer un mundo mejor y querían hacerlo desde lo pequeño a lo grande apoyándose en la colaboración. Es cierto que muchos, entre los que yo mismo me incluyo, en algún momento hemos caído en la tentación de dejar de luchar por que se mantenga el concepto y no pase a significar otra cosa que tiene poco o nada que ver con lo que en realidad significa pero creo que merece la pena luchar por la propiedad del concepto como lo han hecho Liz Elam o Steve Munroe entre otros, pero esta es una discusión que pertenece a otro artículo.

 

Dinamo10

“Por ejemplo trabajamos con Balnearioen Lisboa realizando residencias artísticas, tratando de promover la creación artística en lugar de sólo fomentar la exposición. Es un tipo de colaboración que nos gustaría que aumentaran.”

Joana nos continua contando cómo de una colaboración hace dos años con la Escuela Superior de Tecnología e Gestión del Instituto Politécnico de Viana nació lo que hoy en día es Viana Abordo. Un proyecto que se convierte en el punto de encuentro entre universidad, municipio, empresas y emprendedores de Viana. El objetivo de este proyecto es ayudar a crear y catalizar oportunidades en la región.

Cuando conoces a tu comunidad eres capaz de elegir a la mejor persona para realizar el mejor trabajo en un proyecto concreto.

Otro de los proyectos que sabemos que ocupan la mente de Joana es la Red Europea de Hubs Creativos a la que Dinamo10 se unió en 2017. “La ECHN te ofrece la oportunidad de inspirarte en proyectos de otras personas que hacen algo muy parecido a lo sus haces tu pero de manera muy distinta”. Esta reflexión no es la primera vez que alguien nos la hace en esta serie de entrevistas, porque es una realidad que las personas que gestionamos este tipos de espacios necesitamos también encontrar una comunidad de personas que compartan nuestras inquietudes, problemas y soluciones.

“Con Atölye-continua Joana- hicimos un intercambio peer to peer que me permitió conocer un proyecto super interesante y ver una manera distinta de hacer las cosas. Es cierto que la escala es otra, la cultura es otra, pero conocer a personas en el entorno Europeo te lleva no sólo a aprender cosas e ir más allá, sino que te permite a desarrollar proyectos a nivel Europeo a los que no tendrías acceso quedándote en tu ciudad.”

La pregunta que nunca nadie le ha hecho a Joana Carvalho es, después de pensar mucho, fruncir el ceño y decir en voz baja “no me acordaba que preguntabas esto”: ¿Cómo seria tu vida sin Dinamo10? Su respuesta es casi mejor que la pregunta: “No lo sé! No me imagino una vida sin colaboración, sin una rutina diaria de compartir de conocimiento e ideas, de compartir buenos y malos momentos, de hacer networking exponencial en el tiempo y espacio.”

Leave a Reply